viernes, 27 de noviembre de 2015


NOS ENFOCAMOS EN HILOS (ET) O MOSCAS VOLANTES QUE AL GIRAR CON EL OJO MIDEN ESE GIRAR Y NOS DAN VÉRTIGO O LO EVITAN.
RITMO DEL :ET CHONG GIRAR VA LA TUNG que va de et (VER) al tung (HACER)  
En cualquier deporte, cuando mire una bola diga ET, al pegarle sienta ese CHONG del golpe y luego sienta el GIRAR o la inercia de su cuerpo que sigue al impacto, diga VA cuando la vea salir despedida y diga LA cuando pasa al otro LAdo y diga TUNG cuando impacte en el terreno de su oponente (LA). Todos los que estamos entrenados en algo cantamos este mantram. Mientras más automático, más eficiente. Todos somos victimas de un ritmo o run in- con- siente que nos maneja. 

LLAMA GRATIS A ESTE CHAT DE WATHSAPP PARA LIBERARTE DE SUS EFECTOS NOCIVOS.   

Muchos drogadictos fueron grandes deportistas que alcanzaron una gran expansión visual ET (enfoque en un Espacio Tiempo), que se les nota como una mirada exageradamente abierta o que pueden describir como mucho brillo o luz que les irrita los ojos. Consumen marihuana para soportar este brillo ya que ella les devuelve al ritmo lento de su corazón, ritmo con el que nacieron y es acorde a ese gran ET visual. También usan cocaína para ponerse a tono con ese gran brillo o expansión visual ET y que manejaban muy bien cuando eran deportistas. Pero al consumir coca y principalmente bazuco empiezan a GIRAR la cabeza con paranoia, mirando de un lado al otro como lo hacían antes braceando o buscando la bola (ET) pero ahora "buscan al policía o ladrón que viene por ellos". Esa "película paranoica" es un invento de su cerebro que lo que quiere es agitar su corazón para que le bombee más sangre, como lo hacía antes al perseguir una bola. Y gracias a esa taquicardia o "pánico" empiezan a perseguir los mismos hilos que sus ojos y corazón, ahora excitados por la cocaína, antes alcanzaba cuando era un gran tenista, nadador, bateador, clavadista, remaba, etc..    

El GIRAR de esas moscas o hilos de los ojos  y ese TUNG de los fotones golpeando su retina les sobrecarga el CHONG de su corazón de exdeportista, antes lento, y ahora disautonómico (sin tono simpático). Antes, cuando niños, lo tonificaron siendo hiperactivos o deportistas, pero ahora sólo la droga con su placer o contradicción (LA) los devuelve a ese ET CHON GIRAR VA LA TUNG en el que atraparon a sus ojos ET y corazón CHONG cuando eran altamente competitivos. El tono de su corazón y su pulso CHONG están perturbados con su propio campo ET antes entrenado o Está sobrecargado por el campo energético de alguien (LA) del  cual son “victimas” TUNG porque estar frente a ese oponente (LA) le agita sus hilos con un gran plano visual expandido ET como antes pasaba al competir. Para poder dar un CHONG acorde a ese ET de el(LA) oponente usan: cafeína, nicotina, cocaína, harina o hacen cosas que les generen la adrenalina (simpática) acorde a ese GIRAR tan intenso en el que su inercia los hace GIRAR y con ese mismo ímpetu VAn e impactan TUNG a los otros del otro LAdo del espejo. Ellos cantan un ET CHONG GIRA VA LA TUNG acorde con el ET xyzt áureo y visual que son o copian de otros. Todos somos adictos, por eso al chat debemos entrar todos a jugar de un modo ahora con-siente el juego ya no competitivo del "ET CHONG GIRAR VA LA TUNG" porque todos funcionamos así. Todos somos  gimnastas pulso sensibles GPS y necesitamos de un sparring o partner que con su ET nos actualice nuestro GIRAR amplio con el CHONG fuerte, el TUNG efectivo, el VA emotivo y el LA gozón que algún día tuvimos en su máximo esplendor. 

OBSERVAR Y COPIAR ES EL JUEGO QUE TODOS JUGAMOS

Toda ser o cosa es un ET, es decir un Espacio o volumen XYZ que se desplaza en un tiempo T 

Tenemos 7 chacras, plexos u octavas de resonancia en el cuerpo. Si al jugar tenis, alegar, tener sexo, bailar o simplemente conversar, ocurre que algo o alguien nos hace "erizar" la piel, entonces hemos logrado alcanzar la resonancia en la coronilla 7. Esto lo logramos cada que un escalofrío eléctrico nos recorre la piel y significa que alcanzamos la cima 7 del instrumento xyzt de 7 cuerdas que somos. Hay una cascada de resonancias que precede este clímax en 7. Con la cuerda 6, de los ojos, vemos el ET y al ver, copiamos, el espacio tiempo xyzt que tenemos al frente. Ese xyzt puede ser la bola, la raqueta, la cancha o el otro xyzt de 7 cuerdas que es nuestro oponente en un juego de tenis, sexual o en una riña.  A ese espacio tiempo xyzt que vemos (6) lo llamaremos ET. Al sonido (5) de nuestro golpe o acción al copiar ese ET lo llamaremos CHONG y es la nota que sale de la cuerda 5 audiosonora de nuestro instrumento, la cual es acorde o es la copia de ese ET visto (6). Ese golpe CHONG viene preparado, precedido y es seguido por un GIRAR, una danza inercial que se hace una con  la respiración 4 y por ello es copia de ese ritmo o cuerda 4 de nuestro instrumento. Todo lo anterior ET, CHONG, GIRAR, tiene un propósito, una intensión, una motivación que surge de nuestro plexo solar 3 y a esa tercera cuerda la llamaremos VA porque es el impulso que se dirige hacia el otro y a la vez es copia de ese ET que está al otro LAdo, del espejo;  Ese LA es la polaridad sexual opuesta, especular o cuerda 2 de nuestro instrumento. Cuando impactamos del otro lado del espejo decimos TUNG, que es la resonancia en 1 el ano, en los pies, es el aterrizaje, la copia, eco o reflejo de nuestras proyecciones en la realidad o en el terreno del otro. Cuando ese:  ET CHONG GIRAR VA LA TUNG es un sólo sonido, porque todos son uno, donde el tung es eco y reflejo del chung y el girar es uno con la intensión VA, entonces un escalofrío eléctrico unifica la piel y somos 7, somos un todo de 1 a 7,  un ser que se mueve en contexto, inercial, correlacionado parte con parte, nos hemos unificado de pies y ano 1 a coronilla 7, como lo hace un gran deportista al golpear su CHONG y hemos emitido un quantum o unidad de consciencia que debe ser copiado por el "ET CHONG GIRAR VA LA TUNG" de aquel que al observarnos nos copia.  Somos 7 partes u octavas de resonancia que al sentirse se copian y son sentidas por otro observador que las copia.
ESAS 7 CUERDAS U OCTAVAS SE REPITEN (COPIAN) EN LOS MIEMBROS

TODOS SOMOS ADICTOS A UN RITMO DE LOS OJOS
Un puño en el boxeo conecta estas mismas 7 notas: ET CHONG GIRAR VA LA TUNG, un hit en el beisbol, el voleibol, o el basquetbol, también lo hacen un pedalazo o un braceo. Un abrazo o una caricia resumen con la electricidad 7 en la piel estas 7 cuerdas: ET (vista 6), CHONG (actos, voz 5), GIRAR (respiración 4), VA (intensión 3), LA ( polaridad 2) TUNG (acción 1). Un CHONG al rasgar una guitarra es un ET que se transmite, VA a elLA otro que cuando lo siente TUNG, danza y GIRA al mismo ritmo del movimiento del GIRAR de la cabeza y mano del guitarrista cuando éste rasga su guitarra CHONG o cuando arpegio tras arpegio sus dedos cantan: et chon  girar va la tung, et chon  girar va la tung, et chon  girar va la tung, et chon girar va la tung, repetitivamente al ritmo del ritmo. Un electrón es un ET que GIRA con una inercia, cuando emite un fotón, canta su CHONG, el cual VA al otro átomo del otro LAdo de su ET y cuando este recibe su impacto TUNG una interacción electromagnética ha ocurrido.



Los cuerpos son ETs espaciotiempos XYZTs que como los átomos lo primero que les interesa es este intercambio electromagnético de fotones, es decir poder cantar esa música que les alinea sus 7 cuerdas u octavas, sin importarle cual sea la letra de esa canción. Pagar un pasaje, un servicio o un negocio es una letra que se canta al ritmo de un ET CHONG GIRAR VA LA TUNG con el cual se mueve energía y ella nos mueve tanto como que es el motor de nuestra cultura.

JUGUEMOS A CHONGIRAR


Ese intercambio in con siente de "ET CHONG GIRA VA LA TUNGs" que ocurre de un modo implícito en el sexo, los deportes, los negocios o la música, que son las cosas que más alimentan nuestros cuerpos ETs, se puede hacer de un modo explícito consigo mismo o con el que esté al otro LAdo del espejo cuando mirándonos a los ojos ET o por teléfono, mirando el ET que vemos, enfocando la expansión visual (6) o áurea (7) que él nos induce, vemos que ese ET lo podemos copiar en forma de un CHONG vocal (5) que resuena en (1) abajo (TUNG) del otro LAdo (2) de nuestra cuerda 4 con el GIRAR respiratorio. Para logralo, decimos: ET CHONG GIRA VA LA TUNG y él o (elLA) nos mira ET, danza y GIRA con nuestro CHONG, estado emocional VA y nos copia TUNG repitiendo ET CHONG GIRA VA LA TUNG y luego lo iteramos con nuestro ET CHONG GIRA VA LA TUNG y así sucesivamente en un largo pinponeo 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, ,7, 6, 5, 4, 3, 2, 1, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7 ….  Después de muchas iteraciones, donde “me subo en tus hombros para que tú te subas en los míos” ambos cuerpos ET alcanzan un clímax tan intensos como el que se logra en los deportes, el baile, el sexo, una riña o los negocios sólo que acá se juega de un modo virtual y terapéutico. Parece absurdo y sin sentido, pero paradojicamente este clímax es lo único que a los cuerpos ET y a los átomos les interesa. Para estos ET energéticos lo único importante es ganar fotones, para alcanzar el orbital o la octava superior, sin importar la letra explícita, sin discriminar que o quien les ayuda a ganar un nuevo tono de su CHONG, fuerte, afinado y acorde con su expansión visual actual ET, que es copia de su "contrincante". COPIAR Y OBSERVAR ES EL JUEGO QUE TODOS JUGAMOS.
Al bailar, cantar, tocar un instrumento o repetir un trabalenguas, el cuerpo tiene una inercia, un ritmo o GIRAR pero las pequeñas variaciones o saltos de intervalos armónicos en ese sonsonete son las que dan el placer y/o la contradicción. 
repetir un trabalenguas como CUANDO EL SUJETO SUJETA A LA SUJETA POR SU GETA, implica repetir la mismas frecuencias de una palabra pero con sentidos distintos. Es como impactar el mismo blanco CHONG desde 4 espaciotiempos ET diferentes. 
En ingles al repetir how much wood would a woodchuck chuck if a woodchuck could chuck wood
es como tararear una canción, pero a la vez el tarareo tiene un sentido y además la voz se coloca en otro nicho del aparato fonador que es propio del ingles.
EN la MT meditación trascendental, que también ha demostrado ser eficaz en el manejo de adicciones se repite varias veces al día por 15 o 30 minutos un mantram sagrado. Repetir el nombre de DIOS cualquiera que sea en el quense cree, o danzar al ritmo del hare krisna,  krisna,  krisna  o aleluya, alabanza, gloria... es una manera de hacer más sublime, de corazón y de alma, este desbloqueo de los ritmos y gimnasias vocales en los que venimos diciendo que todos estamos atrapados, los cuales a veces son tan intensos que se han convertido en ideas obsesivo compulsivas o incluso recrean recuerdos traumáticos. EMDR que es un acrónimo para desencibilsación y reprocesamiento por el movimiento ocular ha demostrado que los traumas se curan moviendo los ojos repetidamente, y quizá su efecto se deba al reordenamiento de los hilos o moscas volantes en las que estamos atrapados. En GPS lo hacemos rayando en un papel, haciendo garabatos hasta descargar la emoción o simulando esa maya de hilos con unas gafas que emulan con hilos en espiral el "hueco" por el que vemos el mundo.  

Del mismo modo que en los gimnasios la gente ET camina CHONG por horas en un caminador LA que “no VA” para ninguna parte TUNG, en la gimnasia pulso sensible GPS proponemos repetir mentalmente o en voz alta: ET CHONG GIRAR VA LA TUNG, ET CHONG GIRAR VA LA TUNG, ET CHONG GIRAR VA LA TUNG… "sin buscar ir a ninguna parte". O repetirlo cada que se esté jugando, laborando, danzando, teniendo sexo, corriendo, haciendo spining, girando o llendo para alguna parte. Parece ridículo pero su cuerpo “in con siente mente” ya lo hace, lo canta o lo rumia a su manera; de hecho, un deportista sólo logra ser bueno y competitivo cuando automatiza su “ET CHONG GIRA VA LA TUNG”, cuando no sólo coge este ritmo sino que además este ritmo lo coge a él y le controla sus Movimientos Oculares Rápidos (MOR). Cuando esto ocurre se hace uno con su “ET CHONG GIRA VA LA TUNG” tanto que es éste mantram el que lo posee, lo domina y guía a él. Entonces unos hilos o fotolitos que flotan en sus ojos le permiten ese equilibrio y amarre corporal. Pero como ese “ET CHONG GIRAR VA LA TUNG”, se instaló de un modo “in con siente” luego esos deportistas son víctimas de esta automatización “in con siente” y caen en obsesiones, compulsiones, adicciones donde el cuerpo que solo quiere cantar aquel ET CHONG GIRAR VA LA TUNG in con siente, que le daba tono CHONG excitado a su competitivo  corazón, su garganta y sus manos, busca volver a ese clímax a cualquier precio, volver a hacer GIRAR esos fotolitos en ese amplio ritmo, aunque ese ET CHONG GIRA VA LA TUNG excitado se alcance ahora como ansiedad al pelear, drogarse, preocuparse sin motivo, trabajar compulsivamente o con algo que le  de tanta adrenalina como la secretada cuando, compitiendo golpe a golpe, instaló aquel ET CHONG GIRA VA LA TUNG in-con-siente .

El problema real de nuestros cuerpos ET, es copiar con un CHONG acorde las auras o campos de energía ET de los demás (LA) que nos expanden los ojos ET, nos agitan unas moscas volantes que funciona como fotolitos (que como los otolitos del oído) marcan el girar de nuestros ojos y ese alto voltaje o GIRAR sobrecarga el corazón y la voz con un CHONG que nos hace GIRAR respirar o danzar emitiendo un TUNG que puede ser acorde y placentero LA sí bien lo copiamos TUNG  o puede ser poco o desmedido si lo copiamos mal, generando un desequilibrio que llamamos vértigo y que es la única enfermedad que existe pues origina una disautonomía, un CHONG cardíaco o pulso vascular sin tono, hipotenso, desentonado, desconectado de la danza de los hilos oculares ETs.




GPS

SENSO =ET,  PULSO=CHONG, GIMNASIA = CHONG GIRAR VA LA TUNG 



OBJETIVO DEL JUEGO: HACER QUE EL ET VISUAL SEA MUY AMPLIO Y ENFOCADO Y SE COPIE EN EL CHONG DE TODO EL CUERPO



Cuando la bola suena con su tung en mi piso yo tengo la raqueta atrás y cuando suena en el piso del otro, es porque el girar de mi cuerpo ha llevado mi raqueta y la bola hasta el otro lado con su tung allá. Este es un gran ET o Espacio Tiempo desde un TUNG hasta el otro TUNG. Cuando empecé a entrenar, al jugar con una bola golpeándola para arriba y para abajo mi enfoque o ET apenas me alcanzaba para un GIRAR y un control VA tan pequeño como el de el ir de la raqueta desde el el CHONG a la altura de mi pecho hasta el TUNG a la altura de mis ojos. El sexo es un juego que tiene este mismo objetivo, lograr un gran GIRAR "sin carraspear, toser ni desenfocarse de la bola". Si el pene excitado es esta bola sólo soportamos un girar así de pequeño, un CHONG local que sólo une de LA a VA; pero ser capaz de copiar a nivel local en el CHONG genital o de la raqueta un gran ET de cabeza a pies con un gran GIRAR, que abarque un gran tramo de piel (Espacio xyz), un bajo cada vez más bajo (ver toda la cancha) con un enfoque agudo cada vez más agudo (ver las letras de la bola) en un T o tiempo cada vez más corto es lo que más placer, enfoque y control VA nos da. Lo opuesto también es muy placentero, sentir un largo T, un gran GIRAR y sincronizarlo con un pequeño espacio, afinado el punto del impacto en la raqueta CHONG o en la cancha TUNG, o un agudo muy fino en el clítoris con una gran erección corporal total, cuando el terreno de juego es sexual. Yo juego tenis con las gafas de hilos y mi objetivo consiste en el mismo que busco en el sexo: mantener la bola enfocada en el pinhole del centro mientra busco que mi GIRAR sea tan amplio como el de Djokovic y mi CHONG sea así de erecto, con un VA y TUNG cada vez más afinados en el ET de la cancha. Los hilos me distraen y me desenfocan en la cancha, pero me evitan el vértigo, eyacular o carraspear cuando me enfoco en ellos, me molestan en la cancha y me salvan en la cama.



EL ANO Y SU FUNCIÓN DE INTEGRAR YO CON YO CUANDO TE COPIO A TI.

Como los anillos concentricos que se conectan con las gafas de hilos ("en la espiral de la 
jeta"), en el ano se alinea una espiral similar  de agudos a bajos. Cada que en el sexo o en la cancha, un gran ET, GIRAR y CHONG se conectan en la punta o arriba, una electricidad fina sale abajo desde la mucosa del esfínter ET hacia las nalgas y hacia arriba del cuerpo TUNG, compensando con esta espiral en espejo de  agudos a bajos la espiral que de   bajos  a  agudos va del ano a la punta del pene.

EXCITARSE O ENTRENARSE ES AUTOMATIZAR UN TRABALENGUAS (una espiral sujet es constante mientras que A y O son los acentos u orientaciones de ella. 
 Tener sexo sin orgasmo se logra cuando se puede repetir este trabalenguas entre estas 4 espirales al ritmo del pulso cardíaco o danza de los hilos sin desafinar una sola nota, es decir una sola vocal. 
Este altísimo voltaje de la punta (sujeto) gracias a que se pasa a la esta espiral anal (sujeta),  es disfrutado por la piel (sujeta) y luego llevado a la boca (su jeta) sin que la piel se moje ni sea tan hidratada como es la piel de un infante. "Por diseño" e hidratación de su piel, antes del primer orgasmo, los infantes virginales tienen esta conexión de 1 a 7, tienen el todo y la parte superpuestos de un modo eléctrico, es decir cuántico. Mojarse, eyacular o secretar mocos o lágrimas es tener que humedecer para conducir un alto voltaje que ya no se logra conducir en seco. Cuando un escalofrió eléctrico llega a la punta 7, la cima del instrumento corporal y desciende por la piel, otro ET en espejo sale hacia arriba de la mucosa anal hacia la piel. Este ir de abajo para arriba se da durante los espasmos anales de la eyaculación de un modo in con siente. Pero si se hacen de arriba para abajo como se aprende al entrenar un deporte, que  desde la CHON  5 se conecta el TUNG 1, se puede trascender la eyaculación y avanzar así un ciclo más, con una nueva octava de placer, donde la piel del pene se carga de la nueva electricidad de la húmeda mucosa vaginal y al alcanzar 7 en su punta erecta, de nuevo el ano pasa ese voltaje de mucosa a piel seca y hacia arriba. Cuando esas dos espirales se copian en espejo se evita el vértigo y en consecuencia se puede avanzar un tramo más largo de ET sin eyacular ni perder la bola. La eyaculación, la espiral anal resonante de 1 a 7 o la piel de una virgen son el estado ideal, más placentero pero se deben observar sin observar.  Es una paradoja cuántica que analizaremos luego con el experimento de las dos ranuras, porque el observador modifica lo observado y es modificado por su observación. Por ahora basta con saber que el objetivo de la supersexualidad no es quedarse en placeres y observaciones locales si no en abarcar todas las resonancias totales probables sin colapsar en una, es lograr día tras día y con los años que tu mujer tenga en toda su piel seca y eléctrica esas tres grandes conexiones orgásmica, virginal y anal (sujeto sujeta sujeta) y sin caer en ellas, sin observarlas "por qué ranura pasan", ver sin ver. El placer genital no es la espiral real, es un eco de la espiral cefálica (su jeta), quedarse en él termina la cascada de ecos en resonancia probables haciendo ver el placer de la sonrisa abajo, en la espiral genital y su reflejo en la espiral anal, colapsando en una pudiendo presentirlas a todas. Si se renuncia a este espejismo de placer y se hace florecer esa sonrisa arriba en los labios horizontales de tu mujer, ella te devolverá con creces este sacrificio y en el siguiente descenso esa sonrisa de arriba estará reflejada abajo ya sin sobrecarga. Es como si en lugar de carraspear se sigue cantando mantrams hasta reencontrar arriba en la voz esa electricidad que abajo en la garganta daba ganas de excretar mocos. Sonreír, estornudar y bostezar alinean de arriba para abajo y sin desconexión las frecuencias que el orgasmo alinea de abajo para arriba con un espejismo de vertiginoso placer, cerrando un circulo automatizado en el cuerpo como el que se automatiza con un trabalenguas. Si al jugar ping pong repetimos pa ra rá pa pá pa ra rá si pi ri rín pa ra rá. Despues de 1000 repeticiones ese mantram se canta con todo el cuerpo, los ojos e hilos. 
Es un niño llamado pirirín que le pregunta a su padre pará papá?. Las vocales acentuadas son el chong mas fuerte de la raqueta. Un parará puede ser el golpe propio con un pa en los pies un ra en las manos y el rá final será el sonido de la raqueta el pa puede ser la bola haciendo su tung en la mesa y el otro pá el chong de la raqueta del oponente cantando el parará papá y así sucesivamente.          

MAS QUE LEER FRECUENCIAS COPIAMOS ETs

      Cuando un director de orquesta GIRA su batuta ese es un tiempo ET; pero por un tiempo de él pueden haber 2 GIRAR de TUNG A TUNG del tambor, 256 ciclos del contrabajo y 1024 del violín. Podemos decir que si el GIRAR de la batuata es un segundo, el tambor, GIRA con una frecuencia de 2 ciclos por segundo, el contrabajo 256, el violín 1024 ... y por eso creemos que la música es un comparar de frecuencias y que es así es como percibimos y sentimos al universo. Pero en este nuevo enfoque del tenis y del universo físico o del espaciotiempo ET que ampliaremos luego en esta web, lo importante es poder sentir y copiar Espacios cada vez más amplios en Tiempos cada vez más cortos. Emitir CHONGs con bajos cada vez más bajos (tambor) y agudos cada vez más agudos (violín) acordes entre ellos y que se emitan (VA) sin desentonar ni carraspear, por más amplio que sea el GIRAR de la pelvis y los ojos y por fuerte que sea su CHONG armónico. Este es el juego del CHONGIRAR. Aplica igual para el sexo, el tenis, el chat y como veremos a continuación explica el origen mismo del universo y el propósito de la vida.

BASES CIENTÍFICAS


TODO ES MUSICA, OCTAVAS QUE SE COPIAN

Siempre lo hemos intuido, porque así funciona nuestro cuerpo: “Todo es música”. Hay una partitura musical, un código computacional de información coherente que orquesta todo lo que existe e incluso lo que se va a manifestar. La simetría, es decir la belleza, decide cual será el siguiente compás de esa sinfonía, las notas (+) que deben resolver los compases que le precedieron (-). La teoría de supercuerdas dice que  todas las cosas son modos de vibración, frecuencias, octavas: 1, 2, 4, 8, 16… (Do1, Do2, Do3, Do4, Do5…..) de unas cuerdas fundamentales.  Así, el universo se crea, por ley de espejos, cuando explota una creciente espiral de octavas o de cuerdas en las cuales “el uno se duplica en espejos o en simetrías 1, 2, 4, 8 …”, donde cada octava (Do2) es la reflexión especular, una transformación de la inferior (Do1), que al ser simétrica bajo rotaciones especulares conserva sus propiedades en (Do3), el siguiente xyzt (las tres coordenadas espaciales xyz que se expresarán en ese tiempo (t) o cuarta coordenada siguiente, copiando de tiempo en tiempo, también por ley de espejos, sus dimensiones inferiores en las siguientes; pero además recreando en cada nueva capa de la cebolla (xyzt) las antiguas leyes que generaron las interacciones previas y con esas nuevas dimensiones y leyes el universo, el cubo de espejos, que “vemos (Do1), nos ve (Do2) y al verlo duplicamos (Do3)….” se va complejificando al ir traslapando en el xyzt presente (+Do1) los xyzts previos (-Do1) con los del futuros xyzts por venir o probables (+Do2 –Do2….). 




LA LEY FUNDAMENTAL, EL UNO SE HIZO DOS

En su libro la historia del tiempo S. Hawkins describe muy bien lo mismo que las antiguas cosmogonías chinas pintaban como el uno (el tao, el todo/nada) que se hizo dos (ying –Do1 y yang +Do1). En el principio cuando el uno se miró al espejo, se dividió en dos y la materia (-1) se separó de la antimateria (+1) y luego de este lado del espejo, donde dominó la materia (-1), cuando nuestro electrón (-1) se reflejó en otro espejo “ tenía cara de quark Up” (+2); pero otra reflexión especular de este quark  U (+2) se vio como D, Down (-2) y como es sabido de una tripleta de quarks (DUU) se forman los protones (+4) mientras que la tripleta de quarks (DDU) forma los neutrones (-4). Cuando un + se mira al espejo se ve – y ambas imágenes se identifican como partículas, se sienten diferentes el uno del otro, no ocupan el mismo lugar, se excluyen y se les llama fermiones; pero un numero par de reflexiones los hace ver que ambos son el mismo, dejan de ser partícula y ahora comparten el mismo lugar pasan a ser bosones y se convierten en portadores de una fuerza que liga a los otros fermiones al decirles “hey somos el mismo”. Estos fermiones (protones) +4 y (electrones) -4 forman el núcleo del átomo (+8), el cual se rige por la misma  ley fundamental de la octava, los orbitales que se va llenando octava tras octava van generando diferentes elementos. 


Los quarks, que como se definió son una reflexión impar, dentro del núcleo son transformados  unos en otros gracias a una fuerza débil, que al poder convertir un U en D también les está diciendo “hey somos el mismo”; pero además se amarran entre si gracias  a la fuerza fuerte y ocurre que mientras más se separan más se atraen  cuando esa fuerza fuerte les vuelve a recordar “hey somos el mismo. Los fermiones del núcleo (reflexiones impares), sienten que afuera están sus pares los electrones (también impares) y una fuerza electromagnética les dice hey somos el mismo” y con ella (par) los protones anclan a los electrones en sus órbitas, y cuando ya son muchas las reflexiones, los elementos son más pesados y/o forman mucha materia, entonces  la fuerza de gravedad los amarra a todos entre sí, los unifica y cuando se alcanza el clímax de esa unión, “le dice” a los fermiones y bosones,  donde van: “todos somos uno” y los unifica en el fondo de un agujero negro donde prima la reflexión par (la fuerza) sobre la impar (partícula). Las fuerzas son mediadas por partículas llamadas virtuales y tienen spin entero (par), las partículas tienen spin medio (impar) y son reales. El cuerpo es una partícula real y el aura es la  nube de yoes virtuales, sus otros xyzts probables que están superpuestos en su universo no local pero esos “otros yoes” le dan su campo de fuerza, su magnetismo que “les dice”: hey somos el mismo.



LA LEY DE LOS ESPEJOS ORIGINA LA LEY DE OPUESTOS

Una simetría gauge garantiza que si en una bicicleta las ruedas de los pedales y las que giran en las llantas tienen una relación de pedaleo 4/4 (en espejo) gasta una cantidad “8” de energía pero una relación 1/7 o 2/6 gastará la misma cantidad de energía “8” por un principio de conservación de la energía. Del mismo modo el Uno que se hace dos, puede ser un tao (8) que se puede dividir en dos imágenes en espejo (+4) y (-4) gracias a una simetría especular, pero también se puede dividir en (+5 y -3), o (+6 y -2) o (+7 y -1), en la cual la energía del padre 8 se conserva y esa ley de conservación hace que ambas partículas se comporten como partículas gemelas; ambas siguen teniendo una correlación instantánea aunque se separen a distancias galácticas, los dos siguen siendo uno, gracias a esta simetría ya no especular sino una simetría llamada de gauge, la cual da origen a otra ley que llamamos la ley de los opuestos pues según ella, mientras más bajos se hacen  los tonos bajos: 3, 2, 1, más agudos se hacen los tonos agudos: 5, 6, 7. Le ley de espejos es la ley fundamental del universo y de ella se deriva esta ley de los opuestos


Los electrones (-1) que como se sabe son también un quark, le dan vueltas a ese núcleo n(DDU+UUD). Donde n es el número de electrones que en orbitales u octavas en espejo dan giros alrededor de ese núcleo (+) que les compensa su carga (-) y los duplica en número pues cuenta con n protones (UUD) y n neutrones (DDU). Los neutrones a su vez tienen protones (+)  electrones (-). Cuando el núcleo da un tono bajo más bajo, porque gana un neutrón y un protón, entonces ese nuevo bajo central despierta un agudo más agudo y por ley de opuestos un nuevo electrón se engancha en el orbital periférico, alcanzando una octava de resonancia más alta. De esa manera se forman los elementos de la tabla periódica, con: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8…neutrones. 


Cada que una octava se alcanza (ley del octeto) un nuevo grupo de elementos se forma y cuando n pasa de 92 (Uranio), ya se han dado tantas octavas que otros estados de configuración se hacen inestables, improbables, muy pesados y por fisión esos elementos se tornan radioactivos. 


Hay un principio de exclusión que hace que los orbitales alrededor del núcleo disponibles o probables para los electrones (fermiones, impares, spin medio) se agoten y otros electrones deben buscar otros orbitales, otros “destinos probables”  y que aún estén vacantes (pedro no puede ser juan porque juan ya es juan). Los átomos también se recombinan de muchas maneras entre ellos pero también agotan sus posibles relaciones o destinos. La química es el estudio de todas las posibles recombinaciones de los elementos, la biología el estudio de todas las posibles recombinaciones de lo orgánico, la genética, las posibles recombinaciones del DNA y la sociología, la antropología, el folklor, los deportes, la economía, las religiones o la medicina se ocupan de las posibles recombinaciones de lo humano. Más que evolución de algo somos diferentes variantes de ese algo, un ritmo de cumbia es un porro, un son cubano, un reggaetón  o un merengue, todos son el mismo ritmo pero con pequeñas variaciones en sus tiempos, pausas y acentos.





EL TIEMPO NEGUENTRÓPICO QUE VIENE DE FUTURO A PRESENTE

De este lado del espejo dominó la materia (-) pero pueden haber otros mundos en espejo de éste, hechos de la misma secuencia 1, 2, 4, 8.. pero de antimateria (+). Según Wheleer, sólo existe una gran y muy pequeña única superpartícula que en su vertiginosa danza en el tiempo, al avanzar adelante en el tiempo formó el electrón (-), la materia y al ir atrás en el tiempo formó el positrón (+), la antimateria y así lo forma todo (+/-). A esa partícula (frecuencia de una cuerda),  cuando avanza en el sentido de la flecha del tiempo entrópica, en el universo donde un vaso que cae al piso pasa del orden 1 al desorden 2, 4, 8,… la hemos llamado electrón, en cambio, según el premio Nobel de física Richard Feynman, cuando esa partícula retrocede en nuestro tiempo, a esa partícula la llamamos positrón y es la antimateria misma. Ese retroceder en el tiempo podría ser equivalente a avanzar en el tiempo neguentrópico, aquel donde los pedazos de vidrio se levantan del piso y vuelven a la mesa para hacer de ese caos ….16, un orden 8, 4, 2, que reconfigura el vaso 1. Esa flecha neguentrópica viene de futuro a presente, de un orden futuro que es el generador de las efectos presentes. En el entrópico de causas pasadas preguntamos ¿por qué?, en el neguentropico de causas futuras preguntamos ¿paraqué?


TODO ES UNO, TODOS SOMOS UNO


Nuestra percepción del tiempo puede estar errada, todos los tiempos (XYZT) de esa super partícula pueden ser ahora y estar superpuestos de un modo cuántico, en una multidimensión que se traslapa con el espaciotiempo xyzt (4D), ese que creemos compartir ahora y es a la vez el ahora propio de cada uno. 
Nuestro lento cerebro percibe cada 0,002 segundos, pero los tiempos de esa superpartícula son  tan rápidos como 0.00000000000000000000000001 segs, (tiempo de Plank) en esa proporción va y viene tejiéndolo todo, siendo muchas cosas a la vez, tantas como seres hay, incluyéndonos a nosotros mismos que la podemos observar y además observar a la cadena de observadores que al observarla la han llevado hasta nuestros ojos, como un clon virtual que ve cuando los unos y ceros barren la pantalla formando su cuerpo y entorno. Un “ser con-siente” se formó gracias a la expresión de esa partícula 3D (xyz) en el tiempo t2 al formar un quark y que no fue otra cosa que la visión de su estado previo del otro lado del espejo en el espaciotiempo t1, cuando era electrón. Cada espacio tiempo xyzt de ese ser será una rotación más en el espejo del tiempo, será una cara más de esas partícula mirándose a sí misma en el siguiente giro de la espiral del tiempo, o mejor en la siguiente observación, manifestación o percepción de sí misma en el espaciotiempo; y al hacerlo forman a su vez un ente más complejo en t3 (un átomo) y así sucesivamente, el xyz del t4, t5, t6….  será otro ser que al observar crea y es creado por sus observadores y así en una cadena infinita de dimensiones xyzt que termina en el yo que ahora dice observo.


EL OBSERVADOR (LA TUBULINA) CREA LO QUE OBSERVA

Si el observador es participante, una teoría que lo explique todo debería incluir la consciencia. La física cuántica ha demostrado que no se puede hablar de realidad sin el observador. Como en un sueño, es el cerebro cuando observa el que crea la realidad. Penrose se ha preguntado entonces que hay en el cerebro que crea la realidad al observarla y su conclusión junto con Hammeroff es que la proteína llamada tubulina es ese algo. 

 Trece hilos de tubulina en espiral tejen la estructura tubular que forma el cito esqueleto, la armazón de las neuronas. Según su modelo que llaman de realidad  orquestada, cuando esa proteína alcanza una masa crítica, es decir un campo de gravedad (G) crítico (tono bajo), entonces la función de onda colapsa (digamos que los tonos agudos se ligan a los tonos bajos). Es decir con ese bajo, con esa masa, el universo cuántico de Qbits (los agudos) “elige” una de dos opciones posibles que estaban superpuestas como (+), un electrón en su bolsillo o (-), la ausencia de ese electrón. En otras palabras, no es el cerebro el que crea la realidad al medirla, al elegir una opción, sino la tubulina, que antes que la neurona existiera, podía funcionar como un sensor automático, es decir “elegir” una forma según si está en una posición prendida (+) o apagada (-). “Observar” significa en este caso, vincular una forma de su masa (tono bajo) a un electrón o a su ausencia (tono agudo). Ese Qbit (+/-) que se desdobla en (+) o en (-)  escoge una configuración (G) diferente de la tubulina, lo cual se expresa como un modo de vibración, un acorde musical. En otras palabras, hacer una medición, observar, es des superponer una  realidad de entre dos estados probables macro que estaban superpuestos de un modo cuántico (Gravedad Cuántica +/-) antes de que se hiciera esa observación de lo micro. Lo micro que a su vez también tenía superpuestos sus dos estados cuánticos probables (Qbit +/-).

 Como en el experimento de las dos ranuras, antes de medir, los dos estados probables  (+/-) coexisten, se superponen, se traslapan porque si no se tiene certeza, es porque la onda de probabilidad del electrón pasa por las dos ranuras simultáneamente, las dos probabilidades son reales y se interfieren; pero al medir, colapsa la función de onda, se ve con certeza al electrón pasando o por la ranura + o por la - ; o se observa a un "gato vivo (+) o un gato muerto (-)”. 
Antes de observar: el gato, la tubulina o las ranuras, ellos se traslapaban con sus dos estados probables. En las dos ranuras, la tubulina y el gato la observación es la que elige que realidad se crea. En cualquier célula hay tubulina, lo cual implica que aún desde las bacterias hay conciencia y decisión.
OBSERVAR ES MEDIR, MEDIR ES TRANSFORMAR
Finalmente los dados están cargados por esa polaridad atractiva, sexual, del universo, donde no podemos decidir las respuestas pero al elegir (desear) las preguntas finalmente condicionamos la respuesta, entonces una simple bacteria puede excitarse, desear, medir, (crear, transformar) y en consecuencia ordenar su colonia al escoger qué mide, qué clímax alcanza. Alcanzar el orbital superior con un electrón que se quede excitado hace evolucionar incluso a los átomos, algo parecido a esto ocurre en los humanos cuando guiados por el instinto sexual buscan alcanzar “con un orgasmo” las frecuencias vibracionales de su “objeto de deseo”. Este que es un ascenso de octava, “de orbital” es el motor de la conciencia y desde la materia se expresa como colapso de la función de onda, observador que modifica lo observado o en términos musicales: “bajos que se amarran a agudos”. La repetición armónica, rítmica y compleja de este salto cuántico, a la larga carga los dados, crea una melodía con sentido y propósito, del mismo modo que los carga Nadal, cuando al evitar muchos caminos azarosos y desordenados, logra el clímax deseado de colocar con su raqueta la bola en su blanco al otro lado de la cancha. A ese sonido de la bola en el piso o clímax alcanzado yo lo llamo el “tung”, pero tiene su origen en un “chong” que es el sonido de la raqueta pegándole a la bola. El tung deseado es la causa futura que determina el sonido del chong presente que sólo se logra gracias a muchos chong pasados fallidos. Todo tenista es un obsesivo compulsivo que repite y repite chongs, hasta alcanzar el “orgásmico” tung “futuro” o deseado. Pero eso sólo se logra si hay una cascada de eventos, observadores o espacio tiempos armónicos que yo llamo “et chong gira va la tung. Cuando la bola de “Nadal” pega en mi terreno digo tung y ya tengo la raqueta atrás, digo et cuando la miro acercarse, le pego con mi “chung” y a la amplitud del giro inercial de la raqueta con impulso hasta el otro hombro lo llamo “gira”. Cuando veo la bola salir de la raqueta digo “va” al pasar la maya digo “la” y cuando pega en el piso de mi opositor digo “tung”. Cuando él la mira digo et, cuando le pega es su chong, y su gira es una danza como la que acompaña la mano del guitarrista al rasgar sus cuerdas (chong), su va delata su propósito, mientras que su la y su tung me traen su energía de vuelta y en eco de la mía. Siempre hay una música, un sonido, una onda portadora que guía todos los eventos y al marcarlos con un “mantram” uno puede hacerse consiente de ese lenguaje, de ese dialogo, de esa creación. Si yo no soy capaz de copiar con mis resonadores y finalmente con mi “chong” el tung de la bola de Nadal, jamás habrá juego entre nosotros. Estas resonancias y octavas que se correlacionan siguen una ruta melódica, una sinfonía de et chong gira ga la tungs en cascada que se construye con ellos, como un partido de tenis o una pieza sinfónica. Finalmente “un gato” surgirá de esas bacterias que al observar, cooperan, no al azar sino buscando seguir una línea de universo que gracias a ese orden creciente de observadores y observaciones que es dictado por la secuencia de las octavas y que se evidencia en un  juego de tenis o en cualquier interacción entre dos opuestos que se observan, donde el “ET” (que es la amplitud visual de ese espacio tiempo et) y que se copia en el tono del impacto CHONG, EN  la amplitud inercial de este GIRA, en su propósito  VA, el cual excita al opuesto LA con el golpe TUNG cuando ese impacto pega en el terreno del que está “observando” al otro lado del espejo. 
Este es el juego de los opuestos que termina haciendo crecer el orden, la complejidad y la ritmicidad armónica de por ejemplo una colonia de células, luego ese gato creado las observará y junto a otros sistemas crearán a Schrödinger quien observará a ese gato vivo o muerto y el amigo de Dewigner observará a toda esta cadena de observadores o ets, formándose una red social como la que se comunica, amarra, coorelaciona, complejifica y estratifica por Facebook. La música con sus saltos de octavas es una onda portadora que va guiando el libreto (et chon gira va la tung) de cada uno de estos procesos. 





VEMOS EL 3D EN ESTE T PERO SENTIMOS Y SOMOS TODOS LOS XYZTs PASADOS SUPERPUESTOS.

En fisca se habla de  la simetría CPT, donde Carga Paridad y Tiempo son simétricos porque si las tres sufrieran una rotación en el espejo las cosas quedarían iguales e indistinguibles. Esa rotación en espejo del tiempo es como ver una película de atrás para adelante, ver unos pedazos rotos de vidrio que suben del piso y forman un vaso. 
En los acontecimientos macro vemos el cambio y decimos “pasó el tiempo”, en cambio, en lo micro, en una película de partículas vibrantes no podemos distinguir si la película va para adelante o para atrás, si las causas generan los efectos o los efectos generan las causas; sólo cuando ese mundo micro se liga al macro podemos distinguir la flecha del tiempo. Cuando la octava alta y la baja, la Cuántica y la Gravedad se vinculan, entonces los cambios del mundo micro afectan al mundo macro, de la realidad orquestada, se dice que la función de onda ya no es dispersa, no local (par) sino que colapsa en un estado particular  (impar) entonces notamos que el mundo cambia al descubrir el modo de configuración probable que se expresó. Lo que conocemos como tiempo es nuestra percepción de el cambio, de los modos posibles de manifestación, modos que ya están en un no tiempo pero que vamos descubriendo en nuestro ahora personal.

Nadie ha visto ni cree posible ver las partes de un vaso roto levantarse del piso y recomponer el vaso en la mesa con una neguentropía tan grande e improbable como para darle orden…. 8, 4 2, 1 a ese caos, pero es muy poco el orden de un vaso comparado con el orden que por azar se dice que compuso la espiral del  DNA. Todos creemos en los físicos que nos cuentan que una fuerza débil es capaz de cambiar uno de los dos quarks  U del protón de su tripleta UUD y al rotarlo en un espejo que lo pasa de UP a Down puede, al transformarlo en UDD, convertirlo en la tripleta que conocemos como neutrón. También esos observadores nos cuentan que los átomos forman moléculas, las moléculas se ordenan en proteínas, las proteínas producen DNA y el DNA crea los fagos, esos virus que como la fuerza débil cambia la identidad, el genoma, de una bacteria lo cual la convierte en otra, en otras y los seres vivos que somos. Si nadie lo hubiera observado esa realidad no existiría? o existe porque somos parte de esa realidad, somos esa cadena de observadores que al observarla la crea en el espejo (4/4) o en los espejos gauge (3/5, 2/6, 1/7) de bajos ligados a agudos; de agudos (hidrógeno= 1 proton+1 electrón+1 neutrón) que se llegan a hacer tantos y tan pesados que su nube colapsa gravitacionalmente por su propio peso, formando un sol, una estrella de neutrones o incluso un agujero negro que al final también se desintegra se hace  radioactivos y como los elementos sus estados probables se excluyen, porque también los soles posibles están acotados, es decir no tienen infinitos destinos o modos de configuración, se expresan según octavas de resonancia que dependen de la masa inicial. Vemos soles, animales y humanos pasar como nosotros de octava en octava, yendo de infantes a jóvenes, a adolescentes y a viejos y decimos pasó el tiempo, envejecimos; pero el más viejo es el más sabio, es aquel que ha experimentado mayor número de ets, octavas y/o configuraciones posibles, y por ello su cadena de observadores cuánticos es más larga; para los indios americanos, el que tiene el poporo más grande, o sea el que más reflexiones especulares (et chong girar va la tungs) ha pintado con su pincel en su poporo, en el espejo de lo que llamamos tiempo. Quizá la única ley que existe es la de la octava o de los espejos y esta explica la de los opuestos y el resto de lo que vemos son variaciones de esa ley fundamental que origina incluso el espejo del tiempo, a las otras leyes y la percepción misma, gracias a la ley de los  espejos nos hemos ido creando unos a otros o mejor sintiendo, resonando, copiando, iterando.

UNA PARTÍCULA AVANZA DE PASADO A PRESENTE Y SU GEMELA EN ESPEJO DE FUTURO A PRESENTE

Avanzamos hacia el objeto de deseo, hacia el orden futuro, hacia la octava alta. Quizá todo ya existe en el mundo de todas las probabilidades. Todos somos esas muchas probabilidades que le dan su aura (su contexto su tung) a aquella que se manifiesta como la probabilidad real (la que se hace el contenido “el chon gira va la”). Lo que no observamos no es que no exista sino que son probabilidades  que no hemos habitado, explorado u observado aún porque son los modos de configuración, o de vibración futuros, los orbitales u octavas superiores. El tiempo futuro son causas que están desde el mañana encadenando efectos  para que yo las conozca. Si yo quiero jugar tenis como Nadal, entonces él es mi futuro, él está en la octava de resonancia (en el chong) donde se alcanza el orden hacia el que va mi actual caos tenístico. Si estoy a punto de lograrlo, él es mí tiempo futuro que viene de futuro a presente a contarme en que se diferenció de mí cuando nuestras líneas de universo gemelas en un pasado del no tiempo, con un colapso de la función de onda, se bifurcaron y yo seguí ordenándome en lo que reconozco como mi viaje de pasado a presente mientras él se hizo lo que ahora veo como mí futuro. Cualquiera que golpee una bola de tenis con una raqueta difícilmente hará un saque (tung) ganador a la primera vez que lo intenta. Rafael Nadal, después de una vida entera de practicarlo, evita miles de golpes azarosos y se garantiza que haya un efecto (chong) que lo conduzca a esa causa (tung), en cada coordenada espacial xyz de sus movimientos articulados en cada tiempo (t1 t2 t3…..), en una secuencia y superposición de “Es” o dimensiones XYZTs gigantesca, porque octava tras octava, se acompaña de todos los tenistas que él de niño vio jugar que a su vez soñaron con ser como otros y esos otros copiaron a otros ídolos, formando la cadena de los muchos observadores cuánticos que guiaron su línea de mundo en los  XYZTs pasados y que le garantizan a Nadal que todos esos “mundos probables” superpuestos, incluso con tics y manías (los muchos “et chong girar va la tungs”) incluidas sean capaces de generarle la causa tan deseada, el orden implícito de su saque ganador. En este caso ese orden  o propósito (tung) es una causa que desde el futuro ordena todos los pasados efectos “et chong girar va la”) que son necesarios  secuencializar en una cadena de observadores con-sientes (t1,t2,t3….  )  capaces de colocar la bola en su blanco “tung” al otro lado de la cancha a 200 kms/hora y con más de 2000 RPM de giro. “Todos son uno”, los muchos golpes posibles acompañan desde el no tiempo (formándole un aura, un campo) a ese que Nadal es capaz de hacer en ese tiempo, ese tung que su probabilidad se hace 100% cuando la probabilidad de los otros golpes (tungs) se hace 0%, (ese que colapsa la función de onda).

Todos somos parte de esa música o sinfonía cósmica que se cooconstruye cooperando como lo hace la última partícula de hidrógeno que aporta su masa crítica (un tono agudo) para que se alcance la gravedad suficiente (un tono bajo) necesaria para que una nube de hidrógeno colapse formando un sol (agudos que inducen bajos), o la última fusión nuclear que quema en el núcleo solar el último átomo de hidrógeno (agudos) que estaba evitando con su explosión de energía, generada al fusionarse y ser helio, que la gravedad colapsara ese sol convirtiéndolo en una estrella de neutrones (bajos) o en un agujero negro (agudos que inducen bajos). Esa misma simetría, cooperación, coorelación o cadena de observadores en espejo es la que hace que las hormigas, abejas, aves migratorias o un cardumen de peces se alineen para formar un bucle de bajos y agudos, un ser, que elige a donde ir cuando su “gobernante” toma una decisión (agudo) inducido por el campo colectivo (bajo). La turbulencia, el ruido o el caos no son sino la transición a un nuevo orden, no existe un elemento o una especie que no tenga una función, que su propósito sea opuesto al colectivo del universo, en síntesis, no hay azar caótico. Cada estructura disipativa, capa u octava de manifestación elimina su ruido y al hacerlo sus “desechos” a su vez alimentan un nuevo bucle una nueva complejidad. Aunque el tiempo neguentropico no lo sentimos o se nos hace difícil creer en él, nuestra fisiología si depende de que las cosas avancen del adelante para atrás, de futuro tung  a presente chong es decir de un propósito, un destino no azaroso sino armónico, musical, resonante, que hace que del caos presente surja el orden de mañana.  Si mi cuerpo no tuviera una consciencia, conexión, cooperación entre toda esta cadena octavas, sistemas complejos u observadores participantes anteriormente descrita  yo no estaría acá sentado escribiendo estas cosas.  En el tenis, al hacer un saque perfecto (un tung) que combine por azar muchos xyz (posiciones) y t1 t2, t3… (tiempos), puede quedar un dolor en el hombro que en lugar de interpretarse como una lesión se debe pensar como un clímax o frecuencia alta de saque perfecto, una “cuerda chung” que en los días siguientes halará el cuerpo a alcanzar esa octava o modo de vibración tan deseado. Ese “chung” será una frecuencia de futuro que luego al alcanzarse perfeccionará el saque, dejará de doler cuando todo el cuerpo alcance ese clímax, octava u orden deseado. En el orgasmo pasa algo análogo, el cuerpo conquista con acordes automáticos y perfectos la octava alta en genitales, luego ese clímax chung o frecuencia de futuro, ese timing tan deseado, irá halando a todo el cuerpo y a la cabeza para que se afinen con ese objeto de deseo, ese  “nuevo viejo” compás y así, de orden en orden, de octava en octava, de ciclo en ciclo, se va conquistando “el poporo más grande”, “el chung más ganador”.

CAUSAS EN EL FUTURO OIGINAN EFECTOS PASADOS

El mismo John  Wheller, basado en experimentos cuánticos de causación retroactiva ha llegado a plantear que el big bang existió porque nosotros estamos aquí para observarlo, somos el efecto en el futuro que generó esas causas en el pasado. 

Hay más de 20 valores críticos que si hubieran sido ligeramente mayores o menores, nuestro universo no existiría. Resulta muy sospechoso que existan y hayan existido en el pasado remoto tantas coincidencias en el cosmos que son precisamente las necesarias para que nosotros estemos acá justo en el tiempo en el que podemos saber con mucha certeza qué somos y de dónde venimos. La masa de la tierra su distancia al sol, el asteroide que al chocarnos y por azar formó la luna, tan vital para que estemos acá como lo es masa del protón y su relación con la del electrón, críticos para el big bang donde se cocinaron nuestros quarks, el efecto invernadero que propició el crecimiento de las bacterias, los virus fagos que al cambiar el genoma de las bacterias crearon la variedad de seres vivos, las células que son esas mismas bacterias observando a otras bacterias en una cadena de observadores cuánticos infinita donde cada observador crea a su observado y es creado por quien lo observa. Según el principio antrópico, aunque es infinitamente improbable que existamos, sin embargo ese gran orden que somos está acá, confirmándonos que el tiempo neguentrópico, de efectos futuros que ordenan causas pasadas retroactivas existe. Nosotros somos el vaso roto que se levantó del piso a la mesa y además tiene un exquisito vino adentro. No somos un universo altamente improbable que por azar llegó hasta nosotros somos una coocontrucción diseñada medida tras medida por la consciencia. Y mientras todos sabemos de todos, todos sentimos a todos, el universo que conocemos y refulge ante nuestros ojos puede ser solamente los sueños de Brahma, ese súper ser que nos sueña y al despertar, su mundo colapsa como se apagan espacios y seres de nuestros sueños cuando el despertador nos recuerda que debemos ir a trabajar.  


LA LEY DE LA OCTAVA LO RIGE TODO
Existen unas matemáticas llamadas vorticiales donde la cuenta se hace de uno al ocho y el resto de números son repetición de esta octava fundamental, esa forma de geometría y conteo da origen a los toroides vórticiales (bajos y agudos) y ellos lo explican todo y al universo. Como cuerdas de guitarra, de acorde en acorde parecen vibrar (con su con gira va la tung) tanto los micro túbulos en el cerebro como las supercuerdas en la base de la materia misma. 
Un código de unos y ceros 0000000 y 111111 sirve para explicar las partículas y también las posibles configuraciones de la tubulina. El I ching Chino tiene un código análogo de raya partida 1 y entera 0 que da 2, 4, 8, 16, 64 combinaciones, como el genoma o las simetrías Su 8x8 y Su 64 que salvaron la teoría de supercuerdas de las inconsistencias. También el cuadrado mágico 8x8 de B. Franklin con sus simetrías y las mencionadas matemáticas vorticiales, son indicios numéricos, todos ellos coorelacionados, que apuntan a que la ley de los espejos u octavas es la ley fundamental, TODO COPIA A TODO.

EL CUBO DE ESPEJOS COMO CAUSA DE “ABERRACIONES”

La teoría de supercuerdas, parece ser la gran teoría de todo, logró unificar gravedad (G) y cuántica (C); pero a cambio, nos obligó a aceptar que existe el multiverso, donde otros universos podrían estar a milímetros del nuestros y sin tocarse; Sus matemáticas sólo aplican si hay 11 dimensiones. Acorde con estas exigencias, porque no  pensar que esas otras 7 dimensiones son lo que leemos como nuestro pasado, los xyzt previos que no vemos pero nos sustentan y se superponen con las 4 que llamamos el ahora. Para ser simétricos en este postulado, que dimensiones serán las futuras que nos atraen? Podrían ser aquello que las matemáticas sugieren como otros universos? Unificando este modelo de las supercuerdas y el de la única partícula que lo construye todo, entonces podemos pensar que yo soy la evolución del simio como lo sugirió Darwin, pero a la vez soy el simio mismo del otro lado del espejo, soy sus dimensiones futuras en un espaciotiempo que está traslapado con mi espaciotiempo. Nadal es mis dimensiones o mi universo futuro. Yo soy una configuración más, una de las muchas líneas de mundo que ese único superser eligió, y  al visitar y superponer en el multiverso todas sus líneas de tiempo, universos, espacio tiempos o modos de configuración probables crea la gran variedad que vemos. Así, tú eres Pedro que evolucionó según una línea de tiempo del universo; pero a la vez eres Juan, otra historia de universo. Eres un tiempo pasado o futuro mío, más o menos cercano. Tu mujer te gusta porque se parece o es “cercana” a una de tu pasado, de tu infancia o a tu mamá. Se puede caer fácilmente en la seducción de una mujer si ella tiene las frecuencias futuras (el chong futuro) de tu mujer, “la otra” vibra en unos hilos o cuerdas de una octava más alta que ella y por eso se puede convertir en tu objeto de deseo. Pero como ya se dijo, también un dolor de hombro o un orgasmo son frecuencias de futuro halando el sistema a que los alcance, preocupándolo como me perturbaría el saque de Nadal. En cambio un trauma es una frecuencia de un tiempo pasado, una fijación atrás que no nos deja habitar el presente. Una nueva psicología nace cuando se piensa en causas futuras y en tiempos y seres que se traslapan con el presente haciendo nuestra vida psíquica. Lo que vemos como aberración mental puede no ser más que perturbaciones, superposición y confusiones cuánticas de estos mundos alternativos donde yo puedo ser tu mujer que es a la vez tu otro tiempo, ella es tú mismo pero del otro lado del espejo, en otra línea de tiempo, en otra dimensión que yo veo pero a la vez no estoy en tus zapatos.” Lo que enferma a un ser humano es el campo de energía de un semejante ET que lo hala (como me halaría el chung de Nadal si le recibo un saque) cuando aún no está preparado, a alcanzar su octava o tiempo de vibración. Ese diferencial puede ser tan alto que alcanzar esa altura y perderla genera vértigo y en consecuencia con este enfoque, la mayoría de los síntomas que padecemos no son  otra cosa que anclajes que buscan evitar esa caída súbita desde ese diferencial o ET visual expandido que Nadal maneja casi como un tic un toc o un paf (patrón de acción fijo) y mientras mi ET es contraído lento y sin ritmo. Ese desfase de modos de oscilar es un vértigo, una sensación de mareo o de vacío, que se siente como un ritmo ocular o de hilos danzantes locos pues ese et chong girar  va la tung que cantan mis ojos al intentar copiar el ritmo de Nadal, es un girar tan descontrolado como giran los MOR (Movimientos Oculares Rápidos) en las pesadillas. Con el tiempo esos síntomas mejorarán cuando el cuerpo y mis MOR  alcance ese diferencial de tiempos, que es lo mismo que decir de octavas (el día en el que mi chong se iguale al de Nadal) o el chong de él sea un contenido que encaje en mi contexto en mi "et chong girar va la tung".


LA LEY DE ESPEJOS SE REFLEJA AL RAYAR EN UN PAPEL O AL JUGAR TENIS

Todo es ritmo y la espiral de hilos girando en una cabeza danzante se ancla al cuerpo mediante resonadores en los tres vectores del espacio XYZ que se sincronizan con el pulso en los muchos tiempos T.  Ese ET con estas 4 coordenadas adaptativas anclando esa espiral al pulso, según la ley de espejos, de opuestos y perpendiculares se expresa al hacer rayas en un papel, al jugar tenis, al hacer pulsoterapia digital o en la erección en los tres planos del espacio que durante es sexo ocurre a nivel genital donde una nueva capa o ET se alcanza, donde un nuevo tono del chong resuena en la voz el golpe, el tono del pulso y el girar mismo. Alcanzar esa nueva octava, tono o capa pintada en el pictograma D9 es el propósito evolutivo y energético como se dijo antes.
Los pictogramas describen esos posibles anclajes del corazón  a su aura o campo visual expandido ET. El pictograma D4 resume ese campo áureo sobre la cabeza que se hace D5 cuando cuando aura y corazón se hacen uno, ambos se hacen un qbit en el que los opuestos arriba y abajo, adentro y afuera, onda y partícula, observador y observado, contenido y contexto son uno sólo. Como en un agujero negro muchos ET se hacen un ET. El aura expandida C8 se ve C6 como un  ET,  se canta como un chong C5, tiene ritmo en un girar respiratorio C9, y "va, la" C3 hasta los pies tung C4. Como en el saque todos son uno, un sólo golpe y resuenan acausalmente, de futuro tung a presente chong y a la vez de presente chong a futuro tung.



       
Todo es uno y todas las enfermedades son una, son un vértigo, que es en realidad una disautonomía. Al que le pitan los oídos, está mareado, si vomita es por lo mismo, si tiene pánico es miedo a caer. Si le duele la cabeza es por hipotensión y vasodilatación, si se le sube la presión es evitando que se la baje. Los tics, adicciones, compulsiones o alucinaciones buscan lo mismo: activar el corazón disautonómico para que bombee, gracias al pánico que generan. Todo es lo mismo, todo es una disrítmia tálamo cortical. 



LOS HILOS NOS TOCAN Y AL TOCARLOS SENTIMOS
En el primer video el paciente decía que los hilos lo tocaban y que era tanto el poder que tenían sobre él que los alcanzaba a sentir. Todos los sentimos, lo que llamamos sensaciones es el cuerpo anclándose en cada uno de los centros a esos hilos. Tenemos 10 chacras y cada centro al conectarse a los hilos genera un pictograma. El C2 pinta al corazón 9 en el centro del pecho 4,  el cuadrado verde, y arriba y abajo de 4 se equilibran 5-3, 6-2, 7-1. El C15 muestra el cuerpo formado de tonos bajos, medios y altos, El C16 y el C1 muestran como los agudos 7 de la cabeza ( los hilos) van bajando por  65432 hasta el ano 1.  Mientras más desciende, más contraste habrá entre bajos y  altos. Ese diferencial lo mide el C13. El C12 son esas dos ondas que el C13  compara , mientras que C14 a diferencia de C12 pinta esa frecuencia o intervalo musical resultante de esa medida C13. Excitarse sexualmente es ir haciendo que el genital suba de octava en octava, emitiendo la frecuencia del 23,  4, 67 .. 8, 9, 10 hasta conectar con los hilos C11.  

El cerebro es eléctrico, unos hilos C11 o mocos flotando en el humor vítreo amplifican con los MOR movimientos oculares rápidos C6 esa electricidad cortical o de “la piel del cerebro C7. Dicha electricidad, produce un tinitus C5 en los oídos y en la garganta da ganas de carraspear C5. Esa corriente también anima al corazón C9 y cuando esa electricidad sale a la piel del esternón, decimos que ese respiro C10 amarró a la piel del cuerpo y a sus 10 chacras un hilo C11. Otro ciclo de estos formará una nueva capa con un C12 donde esa capa nueva se compara con la vieja secuencia de conexiones. Esta es la funcionalidad eléctrica de nuestro cuerpo pintada con los pictogramas de la secuencia C. Pero como la humanidad no tenía un lenguaje energético, ni siquiera la noción de energía corporal estaba tan clara como ahora lo ha demostrado la neurociencia, aprendimos a leer estas conexiones como síntomas o patologías.        

Carraspeamos o tosemos cuando el oído C5 se resiste a alcanzar ese nuevo hilo C11 o esa nueva capa C12 que en la voz cristalizaría un nuevo ser C12. GPS Demuestra que estas conexiones a las que los pictogramas describen como energía, cuando no se manejan así, como la electricidad que son, se padecen como mocos, como patología. En este video se demuestra como esa carraspera aceptada como un nuevo picor C10, C11, C12”  en la piel, corrige una cascada de conexiones o pictogramas que la paciente, guiada por sus médicos, venía malinterpretando con nombres patológicos o diagnósticos tales como:  arritmias C9, hipertensión C9, síndrome de pánico C9, esquizofrenia C9, síndrome de fatiga crónica, gastritis C3, artritis reumatoide C4, insomnio C8, depresión C9, vértigo C8, ganas de arrancarse la piel C10, estar desenfocada en la vida, ida perdida, como en otro mundo irreal  C11. En síntesis, el placer que no somos capaces de manejar en la voz como erotismo o excitación, produce mocos, carraspera, adicciones, compulsiones y todo tipo de síntomas. Los dolores articulares, codo de tenista, lumbago, artrosis, etc. son realmente calambres, contracturas de un ligamento o cuerda resonante que alcanza, antes de tiempo, la octava alta, la siguiente capa del D9, es decir la futura capa de hilos C11, C12, algo que in-con-siente-mente se alcanza en el ano con el orgasmo, pero se puede alcanzar con-siente-mente, si justo antes del espasmo eyaculatorio hacemos una tensión afinadora del esfínter 1 en esa octava alta que amenazante en la punta 7 del genital nos incita a "caer"; pero podemos evitarlo si pasamos un eco de esa “contractura” placentera a la nuca y al entrecejo frunciendo el ceño C6 hasta anclar con la mueca “agónica” a ese hilo C11, lo cual ancla esa electricidad o carraspera C5 que queriamos eyacular como mocos en los genitales, el ano C3 o la garganta C5, o como picada en el corazón C9 o como las lágrimas de los ojos C6, escalofrío en la piel C7... etc. Los pacientes de este video y los de www.gafasdehilos.com confirman uno a uno este aforismo "lo que no se maneja como energía se padece como mocos tales como :rinitis, eczema, obesidad, colestrol, cataratas, etc). Esa electricidad C11 que nos eriza C10 nos da picor en los ojos C6, alergias C10, rinitis C5, carraspera C5, hilos y desenfoque C6 es la electricidad cerebral que al inhibirse producen la disrítmia tálamo cortical, DTC un desfase entre las frecuencias bajas y las altas que el neurofisiólogo Rodolfo Llinas demostró como causa eléctrica común de enfermedades aparentemente tan distintas como: la esquizofrenia, el tinitus, la depresión, la epilepsia o el dolor crónico. Eso que Llinas demostró con magnetoencefalografía acá se constata clínicamente. Si Aceptamos que en la carraspera está la clave de la disrítmia, entonces el manejo de la voz, como se plantea en el chat, con el chong girar va la tung o el conteo de números o al cantar, gritar o repetir mantras como el ommmm o frases repetitivas como "hare hare Rama Rama o cararspearnuncaunquesteronco, cuandoyolagasonreirllegamos… etc, permiten hacer GPS vocal, entrenar la voz que es el instrumento de nuestro corazón que pulsa al ritmo de los ojos MOR.     



LAS SENSACIONES SON GENERADAS POR CAMPOS (OCTAVAS) QUE SE COMPARAN  
Si el uno que se hizo dos creo el universo, el dos que se hacen uno, dos partículas con su (+) y su (-) al interactuar, lo organizan, lo cooconstruyen, de un modo neguentrópico, a través de la atracción, la fusión, el deseo, la sexualidad, la interacción, la iteración, la música o las guerras. Todo lo anterior es similar al juego del et chong girar va la tung. El chong es el tono fundamental, la octava propia, la intensidad de mi golpe y es la máxima tensión, la parte activa yang pero depende de mí enfoque, que a su vez depende de mis conexiones corporales de mi armado del golpe, de el “et”. Hay un “et chong girar va la tung” activo o yang (+) que yo canto, seguido de otro pasivo ying (-) que leo de “Nadal”. Su chong (+) me entrena me afina el mío (-), lo sube de octava y mi chong cuando es iterado por el de él perfecciona el suyo. Esta iteración especular, donde  “una cámara filma a otra cámara” que es lo que pasa cuando se canta en el “et chong girar va la tung se repite a todos los niveles, cada que observamos, es decir  “medimos” a otro en: la sexualidad, en las relaciones interpersonales, en el trato de médico a paciente, de empleado a patrón de padre a hijo. Siempre que termino de jugar, llamo a mi mamá de 82 años y sigo jugando por teléfono con ella que nunca lo jugó. Yo canto mi “et chong girar va la tung” y ella el de ella y estabilizo en mí, con la voz, las frecuencias alcanzadas en la cancha; pero además ella se mejora de sus síntomas, depresivos, obsesivos, hipertensivos que todos son finalmente una falta de tono cardíaco. Con esta técnica le cambie su discurso favorito sobre los mismos problemas o sobre enfermedad que es el tema favorito de los ancianos. Lo he cantado también con pacientes que sufren de hipertensión arterial en los que su corazón esta halado por algún chong de algún otro tiempo, los ayudo a alcanzar ese tono, esa octava alta de aquel “chong” y la HTA mejora o la depresión, el vértigo, el TOC, etc. Un  nuevo orden surge del choque de dos mundos, dos galaxias, dos culturas o el encuentro de dos cuerpos opuestos (+/-) lo cual libera energía y esa energía de fusión, excitación, cooperación, lucha, confrontación o contradicción, al iterarse, es el motor de la auto organización. El placer de la música es el placer de contrastar los opuestos (C) y (G), la octava alta, yang  (+7) y la octava baja ying (-1). Cuando los tonos bajos (-1) se hacen armónicos de los tonos altos (+7) se logra el mismo contraste que aporta el placer en la sexualidad, la cual también se rige por estas dos leyes de los espejos y los opuestos,  ambas dan origen a lo que sentimos como armonía musical porque tanto las partículas como las cuerdas, el cuerpo y las octavas musicales se relacionan entre sí a través de saltos de intervalos que son proporcionales, cuantizados, donde el uno, la octava presente, se compara con sus pasadas que son 1/2, 1/4, 1/8 ... de sí misma. Veamos cómo se hacen los intervalos musicales con octavas. Los chacras 1, 23,  45 67 resuenan en la secuencia 1, 2, 4, 816  32, 64… Veamos como se sube de 4 a 8. El Do3 (4), al sumar su mitad (1/2), el 2 de la octava baja (Do2) llega a 6 que es su intervalo de 5ta (el Sol2), si se compara con (1/4) Do1 (1) suma (5) que es su intervalo de 3ra (Mi2). Algo parecido hace el yo anciano (64), cuando al soñar visita todos sus espacio tiempos probables, el mundo donde simultáneamente es bebe (1), niño (2), prepuber (4) adolescente (8), joven (16), adulto (32) y anciano (64). Al compararse con el adulto 32 (que es su ½) forma el Sol 7, al comparase con el joven 16,  suma 82 y hace su intervalo de 3ra el ,  suma Mi7, al compararse con  (8) el adolescente suma 72 que es su intervalo de 2da Re7
LAS ONDAS CEREBRALES 2,5 (delta), 5 (tetha), 10 (alfa) 20 (beta) 40 (gamma) SON OCTAVAS QUE HACEN MÚSICA AL COMPARARSE 

Cuando El yo adulto (32-Do6) mira hacia arriba (adelante en el tiempo) ve su 8va alta a alcanzar el  (64-Do7), cuando mira atrás ve  a 16 su octava baja (16-Do5, su 1/2) y al sumarlo crea el (48) su 5ta (el Sol6). El  Do7 (64), es el piso de arriba y cuando Do6 oye su intervalo de 5ta Do6-Sol6, lo que siente desde arriba (Do7) es que a ese Sol6 le falta una cuarta (Fa) para llegar a él, lo cual significa que 5ta + 4ta= la 8va, son partículas gemelas, notas complementarias. Si Do7 oye un Mi6, el desde arriba lo que ve es que a Do6 en ese salto de tercera del Do6 al Mi6 le quedó faltando una 6ta La (3ra mi + 6ta la=la 8va) y si Do7 oye que Do6 se incrementó solo en un tono y pasó a Re6, Do7 siente desde arriba que ese hueco faltante, es un gran vacío, una gran tensión implícita en una distancia de 7ma (1ra re y 7ma si=8va). 

EL INTERVALO MÁS ARMÓNICO ES EL DE 5TA = UN GIRAR DE 210° 

El universo es un cubo de espejos, cuando se escucha música o se tiene sexo, el ritmo, la variación y la repetición generan toda la belleza que sentimos gracias al juego de las octavas que se relacionan tiempo tras tiempo, compás tras compás.  y así hace música cuando duerme y se relaciona con ellos, de un modo cuántico, es uno y todos a la vez. Ellos son su universo de universos, sus otras dimensiones, son sus muchas octavas probables esperando que cuando ese uno se duerma ellos puedan pasar de ser una onda de probabilidad a ser reales, superpuestos y además a relacionar entre ellos sus octavas y de ese juego de octavas que surge la música también surgen los sueños cuando esos yoes pasan de ser sueños probables a ser reales. Según esta  interpretación del Todo, la recuperación de las simetrías rotas y la unificación ya no es trabajo solo de los físicos, llega hasta tu consciencia, la implica a ella y te implica a ti mismo porque “hacerte uno con tu mujer”, es una superposición cuántica que a la vez te muestra la otra flecha del tiempo, no la caótica, del uno que se hace dos, cuatro, ocho….    multiplicidad, sino la neguentropica que ordena el caos, por la vía del 2 que se hacen 1… y es todo a la vez. No es la flecha que bifurca y divide sino la que converge en el “todos somos uno”

La música también se debe a la ley de los espejos y a la simetría de aforo (1-7, 2-6, 3-5 que describimos con el ejemplo de la bicicleta y que es otra forma de especularidad.
Cuando una octava o chong se expande otra se contrae.
A esa masa crítica (G) que amplifica el mundo microscópico cuántico (C) hasta lo macro o gravitacional (G), en gimnasia pulso sensible lo llamamos un bajo gravitacional G que activa los agudos eléctricos Cuánticos, y es la ley de los opuestos que dice que un bajo G despierta un agudo C por eso los apellidos de la GPS son GCME  De Gravitacional Cuántico Musical y Espiritual. Musical porque como hemos visto, la música es el juego de las octavas especulares donde las octavas más bajas o lentas ( 1, 23, el ritmo) son el tiempo de nuestros relojes y las octavas más altas (5 67, la melodía) son las frecuencias electromagnéticas de la luz en las que millones de tiempos de esa única partícula o vibración son un tiempo de nuestro mundo macro (G), rítmico, lento. Según esta  ley de los opuestos, un bajo G (el movimiento rítmico de un imán por ejemplo) es un bajo G que induce un agudo eléctrico Cuántico en un alambre en espiral, y esa variación relativistica, en el espaciotiempo (Gimnasia) del campo gravitacional G produce una frecuencia (Senso S) eléctrica (C), musical M. Esto es GPSCGME (Gimnasia Pulso Sensible Cuántico Gravitacional Musical y Espiritual). Esta ley de los opuestos que explica cómo funciona desde un motor hasta un sol, no se queda en lo teórico, tiene un laboratorio experimental que le puede dar sentido a la vida de cada uno. La puede constatar cualquiera y con gran placer durante el sexo haciéndose con-siente de que un mayor  movimiento rítmico es una mayor G, un mayor bajo gravitacional que induce una mayor electricidad Cuántica (agudos S) en sus genitales y a su vez un mayor Senso, eléctrico genital, induce espasmos rítmicos (bajos G), si esa cadena de observadores se queda localmente en el xyzt de la pelvis, se produce la eyaculación; pero un orgasmo ya no hacia afuera sino hacia arriba ocurre cuando esa cadena de observadores ya no es in-con-siente sino que ese intenso “chong” genital al conectarse con el enfoque “et” y llevarlo al otro LAdo del cuerpo “girar”, llega a otras dimensiones, otros XYZTs, entonces su “va la tung”  se copia arriba, en la consciencia escuchando esa electricidad pélvica como un pitico en los oídos, viéndola como punticos de luz frente a los ojos, “pixeles” que danzan como un mar que agita a las moscas volantes, esos hilos o cuerdas que flotan en mar de agua de nuestros ojos. Todos esos resonadores juntos electrizan la piel (C), cambian el ritmo de la respiración (G) y en consecuencia, el tono de la voz, la música del et chong girar va la tung. “Visto” así no hay orgasmo, “medición” “observación de un estado particular” o colapso de la función de onda, sino coherencia, superposición cuántica no local entre el arriba y el abajo, el adentro y el afuera el yo y el tú de ambos lados del espejo, fusión de materia y antimateria t1 y t2 sin desperdicio de energía, sin mutaciones ni notas azarosas o caóticas que necesiten ser resueltas por otra forma de orden sino correlaciones que avanzan de futuro hacia presente, de propósito en propósito, de control en control, con sapiencia y coherencia con sentido. Esa cadena de observación sin final que es muy placentera es E Espiritual, divina, el todo, la realidad, lo que nos respira y somos. GPSCGME (Gimnasia Pulso Sensible Cuántico Gravitacional Musical y Espiritual) es una gran teoría del TODO, es decir de Dios que nos incluye a nosotros, a nuestro sentir y a lo que vemos. En un capítulo de futurama, el científico se deprime porque su vida se  queda sin sentido cuando encuentra la gran teoría de todo y se acaban las preguntas, los porqué. Eso nunca pasará, pero mientras investigamos hacia lo más grande y lo más pequeño, en nuestra mujer y en el universo sentimos placer y eso es lo que le importa a los cuerpos y a los corazones para los que lo más importante es mantener el bombeo de sangre al cerebro. Ese placer del que nos apoderamos en ese camino, le da sentido a esas búsquedas. Cuando ese sentido falta, entonces la medicina encuentra un propósito.

.      
El encuentro de dos cuerpos opuestos o de dos partículas con su (+) y su (-), materia y antimateria  siempre libera energía y es esa energía de fusión, cooperación, lucha, confrontación o contradicción así liberada es la que anima con su llama todo lo viviente. Si el uno que se hizo dos creo el universo, el dos que se hacen uno lo recrea a través de la sexualidad o la música o las invasiones, las guerras, la fusión de dos mundos, el choque de dos galaxias, dos culturas. Los saltos de octava en octava no son armónicos, la octava baja se va acercando a la octava alta incrementando su frecuencia en 1/8 de sí misma (2da), en 1/4 de sí misma (3ra) o en  ½ de  sí misma formando el intervalo de 5ta es decir el Do-Sol. El placer de la música es el placer de alinear octava alta (+7) y octava baja (-1) tonos bajos (-1) armónicos de tonos altos (+7) y ese mismo es el placer de la sexualidad que se rige por estas dos leyes de los espejos y los opuestos (EL JUEGO DE LA OBSERVACIÓN) que dan origen a lo que sentimos como armonía musical.  

Enrique A. ramirez Z

 terapiaenlaweb@gmail.com

www.sensoterapia.com.co

1 comentario:

  1. Enrique: excelente síntesis.Siempre avanzando en tu construcción de nuevo conocimiento hacia "octavas más altas". Espero poderse visitar en vacaciones.Cordial saludo, Carlos Augusto Castaño - Psicólgo UdeM

    ResponderEliminar